miércoles, 31 de diciembre de 2008

FELIZ 2009

Feliz 2009 a todos los que nos leen, pero especialmente a mi nene al que echo de menos, jooo.

miércoles, 24 de diciembre de 2008

FELIZ NAVIDAD

A todos los que pasais por aquí y nos leeis y sobre todo a mi querido Rinaldo que estará en su casita pensando en mí. FELIZ NAVIDAD.
Erotika

martes, 2 de diciembre de 2008

Culito y algo más

Te enseño mi culito con cara interesante y tú observas embobado porque se ve algo más...

lunes, 1 de diciembre de 2008

Gota sobre tu piel

Quiero ser gota para pegarme a tu piel, para adherirme ciegamente y sentirte intensamente, deslizarme por tu cuerpo, caer desde tus hombros, deslizarme por tus pechos, explorar tu ombligo y depositarme entre tus muslos, cerca de tu sexo.

martes, 18 de noviembre de 2008

El masaje

Llegas agotado del trabajo, lo veo en tu cara y por eso tras besarte, te propongo un plan, ¿qué tal un masaje? Aceptas, y te desnudo despacio, también yo me desnudo, pues este será un masaje especial. Te tumbo sobre la cama y procedo, primero te acaricio con mis manos, peor luego paso a la acción y decido acariciarte con mi cuerpo, primero pasando mis senos por toda tu piel, muy despacio y con calma. Eso te enciende y me suplicas que me detenga y que no puedes resistir más y deseas hacerme tuya, te obedezco y dejo que ahora sean tus manos las que me masajeen a mí y así poco a poco me vas haciendo tuya.

viernes, 7 de noviembre de 2008

Imagina

Imagina como beso tu cuello susurrando a tu oído lo mucho que te deseo, excitado,
imagina que te te abrazo por detrás y mi pecho se adhiere a tu espalda, caliente,
imagina como acaricio tus pechos, suavemente, dibujándolos,
imagina como introduzco mis dedos a través de tus braguitas, explorándote,
imagina como mi erección se presiente en tu culito, palpitante,
imagina que nos abrazamos y vivimos juntos nuestro sueño, embriagados,
imagina que nos entregamos a la pasión sin condición, enamorados.

miércoles, 5 de noviembre de 2008


Tú, el sueño que deseo, tú, la luz que me acompaña, tú, que en la distancia me das fuerza, que a cada instante piensas en mí, que me alientas y me sueñas. Tú, que eres más de lo que jamás soñé, tú. Me das esos besos que nadie me da, me das esa fuerza que a veces me hace falta. Tú y sólo tú. Y en la playa de nuestras vidas, viviremos momentos únicos, besos secretos que sólo tú y yo conocemos.

lunes, 20 de octubre de 2008

Batalla erótica

Me miras con deseo desde el quicio de la puerta, entras, bajo tus pantalones se adivina el bulto que crece. Saco más el culo hacía afuera, te miro con deseo, entre traviesa y excitada. Te acercas despacio como queriendo hacerme desearte, veo como te bajas la cremallera del pantalón y me dices:
-Estás increible preciosa.
Veo como te acercas, ya sólo estás a unos centimetros, casi puedo sentir tu bulto pegado a mi culo. El calor de tu cuerpo de envuelve, y tus manos se posan sobre mis nalgas, apartas las braguitas y rozas mi raja con tus dedos y me estremezco, luego mirandote veo como sacas tu pene, que está ya totalmente erecto, hermoso. Rozas ahora mi raja con él, lo humedeces en mi humedad y me estremezco, cierro los ojos, echo mi cabeza hacía atrás, sabes que estoy a mil. Me conoces bien, pero decides hacerme desearte más. Por eso sigues rozando tu sexo en mi rajita, mientras llevas tu mano hasta mi clítoris y lo acaricias suavemente con tu dedo índice, todo mi cuerpo se estremece y empiezo a gemir, cierro los ojos y me sumerjo en las sensaciones que me produces y cuando estoy inmersa en mi propio placer acercas tu sexo a mi vulva y de un solo empujón me penetras. Gimo más fuerte al sentir como entras, me coges por las caderas y empiezas a empujar despacio, siento como tu sexo se desliza lentamente dentro y fuera de mí, luego como poco a poco vas aumentando el ritmo mientras tu boca besa mi cuello, gimo, y tu lengua lame mi cuello, cada vez estoy más excitada. Gimo cada vez más alto, más aceleradamente, y tu sigues empujando cada vez más rápido volviendome loca de placer, aceleras y aceleras sabiendo que estoy cada vez más excitada, siento como el orgasmo empieza a a nacer, empujó hacía tí y te grito:
-Sigue, sigue, no pares, cabrón.
Eso te enloquece y aceleras más, sabes que estoy a punto, lo sientes en las contracciones de mi vagina sobre tu sexo, que se hincha irremediablemente. Eso hace que me ponga aún más a mil y finalmente llego al orgasmo, gimiendo, gritando, estremeciendome y empujando hacía tí. Sigo empujando y empujando, hasta que siento que tú también estás a punto, empujas fuerte y finalmente te vacias en mí. Buff, acalorados, nos separamos. Y de la mano te llevo hasta la cama para seguir con esta batalla erótica.

viernes, 17 de octubre de 2008

Mi obra de arte

Deseo acariciarte con la punta de mis dedos cada rincón de tu cuerpo, moldearte con ellos, sentirte por todos y cada uno de los poros de tu piel. Percibir la tersura y estrechez de tu cuello, la figura suave de tus hombros y la mágica curva que se dibuja desde tus pechos hasta tus caderas, aferrándome a tu cintura, sintiéndote mía, mi obra de arte.

miércoles, 1 de octubre de 2008

Nuestra cama

Nuestra cama es un campo de batalla, donde el fuego arde cada madrugada, donde saltan chispas cuando tus manos rozan mi piel y queman las sábanas cuando tu boca roza la mia. Nuestra cama es ese lugar del que nunca quisiera escapar, porque te tengo en mí, porque me tienes contigo, porque se llena de gritos, gemidos, pasión y excitación, porque el fuego arde a cada instante, en cada roce, con cada mirada. Nuestra cama es algo más que nuestra cama, en una tea ardiendo al ritmo de nuestro calor, de nuestra pasión.

martes, 30 de septiembre de 2008

Extasiados

Durante horas hemos retozado como chiquillos sobre la cama, jugando con nuestros cuerpos a ser uno, besándonos por todas partes sin dejar de plagarnos de caricias y roces que encendían una y otra vez nuestra pasión. La noche ha sido larga, intensa, alucinante, pero se nos ha hecho corta, siempre nos sabe a poco. Solo esperamos recuperarnos unos instantes, descansar lo mínimo para volver de nuevo a nuestro juego, ese que nunca queremos que tenga fin.

jueves, 25 de septiembre de 2008

Sueña conmigo

Imagina que estoy ahí a tu lado, que acaricio tu cabello suavemente, que te beso en la frente y notas el calor de mis labios posarse igualmente sobre tu cuello. Me ayudo de la lengua para dibujar tu barbilla, mientras las yemas de mis dedos exploran toda tu piel, desde tus hombros hasta el nacimiento de tus pechos y noto a su paso que se erizan tus pezones, mientras tu boca exhala el aire de una sensación que te embriaga. Te gusta soñar conmigo, amor?

jueves, 18 de septiembre de 2008

Tan parte de mí

Tú tan parte de mí, tan pegado que ya es imposible que te despegues, en este mundo nuestro, este lugar, donde nuestros sueños, son nuestros deseos y se hacen realidad poco a poco. Una realidad, llena de vida, de amor, de sentimientos entre los dos que nos unen más cada día. Tú eres ya, tan parte de mí, que no podría vivir sin tí, sin compartir contigo todos esos deseos y sueños, que nos contamos al oído. Tú, estás en mí.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Unidos para siempre

La sensación de ver nuestros dos sexos unidos es una de las cosas que más me excitan, de las que más se guardan en mi retina y en mis sueños. Ver como me adentro en tu interior, como desaperce mi miembro fundiéndose contigo, adaptándose a tu calor, notando que tu excitación me traspasa, que la mía va hacia dentro de ti, sintiendo que esa unión desea ser eterna, infinita y que asi permanezcamos siempre y nada de alrededor nos importe. Solos tú y yo, unidos para siempre.

viernes, 12 de septiembre de 2008

Entregada a mis juegos

Me encanta verte excitada, totalmente caliente esperando mis caricias, mis besos y mis palabras atiendendiendo expectante. Te entregas por completo, completamente relajada. Te sientes protegida y en buenas manos, confiando plenamente en cada uno de mis actos, sabiendo que esa entrega será recompensada, vinculándote de lleno en mis juegos, mis sorpresas.... No sé exactamente cual de las partes del juego te excita más, si bien la que te practico directamente en cada una de las partes de tus sentidos o simplemente la intriga de lo que pueda suceder a continuación. ¡Juguemos!

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Me haces arder

Me haces arder, me pones a cien, cuando te veo e irremediblemente te imagino desnudo sobre la cama. Por que sólo tú me calientas así, y haces salir mis más bajos instintos a la luz, sólo tú haces que todo mi cuerpo arda de deseo, deseo por tí, ganas de lamerte, comerte, hacerte mio, de sentirte dentro y sentir esos gemidos que me llevan hasta el paraiso. Ese paraiso donde nuestros más oscuros deseos se hacen realidad y donde nuestros cuerpos arden unidos en un fuego endiablado que nada ni nadie puede apagar, sólo el placer que nos damos.

Dímelo otra vez

Dímelo, cariño, susúrrame al oído nuevamente lo mucho que me deseas, repíteme una y otra vez, hasta la saciedad lo caliente que te sientes conmigo, muéstrame esa sensualidad y ese deseo con palabras tan altamente eróticas y candentes, que sabes cuanto me enloquecen, pidiéndome nuevamente que te haga el amor, que nuestros cuerpos se llenen de pasión y se estremezcan con cada uno de nuestros roces, que flotemos en el aire con todos nuestros besos, nuestros ardorosos abrazos, que nuestros sexos permanezcan unidos eternamente, que nos arranquemos todo ese placer que llevamos dentro. Vamos, amor, dímelo otra vez, dime lo caliente que estás.

viernes, 22 de agosto de 2008

Regalarte una flor

Quiero regalarte una flor, por todas las cosas que tu me regalas, por tu cariño, por tu amor, por todo lo que me das. Por que si te necesito estás ahí, porque me escuchas cuando lo necesito, por tantas y tantas cosas que es imposible describirlas aquí. Por eso quiero regalarte esta flor.

miércoles, 20 de agosto de 2008

Ducha caliente

Mientras me enjabonaba en la ducha, sabía que me estabas observando, al otro lado de la mampara, no me digas cómo, pero lo percibía. Fue entonces cuando empecé a sentir una excitación fuera de lo normal, tanto que a través del cristal traslúcido debías estar viendo mi miembro en su máxima expresión y sin poderlo evitar, abriste la puerta para colarte conmigo en el recinto de la ducha. Allí contra la pared, te penetré, tal y como me pediste entre gemidos. El agua nos bañaba por fuera y nuestros fluídos por dentro.

jueves, 14 de agosto de 2008

Aún guardo tu sabor

Desde esa última vez que te besé aun guardo perfectamente el sabor , como si ese momento en el que nuestras bocas sedientas se daban de beber mutuamente siguiera sucediendo de continuo, como si el tiempo no hubiera pasado. Aun puedo notar en mi lengua el sabor de la tuya, aun percibo el calor de nuestros cuerpos excitados, entregados en nuestro amor apasionado, pegados con unión de nuestros labios. Aun puedo verte disfrutar de ese momento, como si fuera ahora mismo. Como si nunca te hubieras ido, como si estuvieras aquí. Aún te noto, aún guardo tu sabor.

sábado, 9 de agosto de 2008

Pensaré en tí

Pensaré en tí, en los que estás haciendo, en tu espera por mí, en nuestros juegos. Pensaré en tí y soñaré que cada noche antes de irme a dormir me mandas tu beso enamorado a través del aire, pensaré en tí, y ansiaré el momento de estar otra vez aquí. Por eso sólo te digo hasta luego. Un beso. TKM.

jueves, 7 de agosto de 2008

Pienso en ti

Pienso en ti y no puedo evitar sentirme excitado, imaginando que estás junto a mí, soñando con tu cuerpo en cada centímetro, recreando el color intenso de tus ojos, el sabor de tus labios, la tersura de tu piel, la suavidad de tu cuello, la ternura de tus pechos, las formas de tus caderas, el calor de tus muslos, el aroma de tu sexo. Y pensando, sigo excitado y necesitado de no poder dejar de imaginarte ni un instante.



martes, 5 de agosto de 2008

Me gusta cuando me acaricias

Me gusta cuando tus manos se mueven suavemente sobre mi cuerpo, cuando siento como me acarician y tus dedos me hacen vibrar siento como mi sexo se humedece cuando me tocas y toda mi piel se eriza suavemente por tí. Me gusta cuando tus labios rozan mi piel, cuando siento como se hunden en mi piel como me llenan de ternura, de amor, de tí.

lunes, 4 de agosto de 2008

Quiero ese cuerpo

Sueño con ese cuerpo, tan sensual, tan adorable, tan mío, que lo quiero, lo deseo, quiero que forme parte de mi, como una necesidad imperiosa de abrazarlo, estrecharlo entre mis brazos.

viernes, 1 de agosto de 2008

Eres bello

Eres bello, eres tierno, eres todo lo que cualquier mujer puede soñar, por eso me gustas, me gusta tu picardía, me gusta tu ternura, me gusta que me abraces, sentirme protegida entre tus brazos, me gusta tenerte cerca sentir que puedo contar contigo para lo que sea y notar esa fuerza que sólo tú me das. Por que eres bello, pero no físicamente, sino ahí dentro en lo más profundo de tu corazón eres el más bello.

jueves, 31 de julio de 2008

El sabor de tus besos

No hay un sabor en el mundo más recordado que el de tu boca, el sabor que queda después de haber sentido tu boca abrazando a la mía, la de unos labios unidos a los míos, cuando me has besado de esa forma que solo tú sabes hacer, logrando elevar todas las sensaciones, donde un beso es algo más, una especie de comunión, de entrega a un paraíso adorado donde tu lengua impregna el maná anhelado sobre la mía, dejando ese sabor que siempre quiero tener en mi boca.



martes, 29 de julio de 2008

Tenerte

El mayor de los regalos,
la mejor de las alegrías,
el orgullo de mi vida,
es tenerte.

La paz que me envuelve,
el amor que me mima,
la suerte de las suertes,
es tenerte.

La ilusión de mi cuerpo,
la felicidad de mis ojos,
el sueño hecho realidad,
es tenerte.

El orgullo de mi alma,
el honor de mi mente,
el placer de mi corazón,
es tenerte.




miércoles, 23 de julio de 2008

Como te echo de menos

Como te echo de menos, como me impaciento viendo pasar las horas sin saber nada de tí, y aunque sé que no debería, que si no apareces es porque estás ocupado no puedo evitarlo, me pongo nerviosa esperando porque el que espera desespera y eso es lo que me pasa. Ansio que por fin tengas aunque sea sólo un segundo para mí, no pido nada más, sólo eso. Por que te echo tanto de menos.

lunes, 21 de julio de 2008

Por fin


Por fin vuelves ya, por fin podré sentir tus abrazos de nuevo, tus labios pegaditos a los míos, por fin el deseo volverá a mí soñandote desesperadamente en mi sueños, abrigandote en mi corazón en el que siempre se ha mantenido encendida la llama de tu amor. Por fin, hoy vuelves de tus vacaciones, por fin puedo mirarte de nuevo a los ojos y decirte: te eché de menos y eso me hizo darme cuenta de cuanto te quiero.
K.

martes, 8 de julio de 2008

Pienso

Pienso en tí, te imagino quizás, acostado aún, medio dormido. Mirás el reloj y piensas que estaré frente al ordenador subiendo nuestras fotos, entre tanto yo pienso en tí, cuento los dias que faltan para que vuelvas y ansiosa espero ese momento mientras veo como las olas del mar se mecen esperando conmigo tu regreso. Suelto un pensamiento, un te quiero envuelto en un beso, lo soplo y dejo que el aire lo lleve hasta tí.

martes, 1 de julio de 2008

FELIZ CUMPLEAÑOS MI SOL

Felicidades mi sol. Hoy es un dia especial, hoy pienso en tí más que nunca y sé que tú también piensas en mí, no es mucho lo que puedo regalarte, sólo mi cariño y mi amor a través de esta distancia que nos separa y a la vez nos une tanto. Hoy sé que será un gran día para tí, así que Felicidades mi cielo, que todos tus deseos se hagan realidad.
K

domingo, 22 de junio de 2008

Ya te echo de menos

Hace sólo unas horas que te has ido y ya te estoy echando de menos y deseando que pase este mes para que estés aquí de nuevo. No dejo de pensar en tí y me pregunto si tú estarás pensando en mí. Sé que sí, pero cuando, como. Yo he pensado en tí al levantarme, y luego durante el día un montón de veces, recordando nuestros momentos, nuestras cosas, tus palabras, nuestra última conversación en el msn y ahora pienso en tí, imaginando que quizás te estás yendo a dormir ya. Por eso te deseo ya las buenas noches y pensando en tí me voy yo también. Te quiero.

viernes, 20 de junio de 2008

Ven bajo mi paraguas

Ven amor mío, pégate a mi, no te mojes... quiero que te pongas a mi lado y que con este paraguas quedes protegida junto a mi. Ven, preciosa, no quiero que te cales, y cuanto más fuerte sea la lluvia, más juntos estaremos. Deseo que solo estemos tú y yo, bajo este paraguas que nos proteje. Nuestro paraguas. Bajo él, ni una gota nos mojará, bajo él, nada nos separará. Y recuerda, cuanto más fuerte sea la lluvia, mas juntos estaremos.




.

jueves, 19 de junio de 2008

Tú me has enseñado


Tú me has enseñado, que nos unen fuertes lazos que nada ni nadie podrán romper, que por tí si merece la pena mojarse, que nuestro mundo lo construimos tú y yo, y que sólo tú y yo podriamos romperlo, pero que eso jamás sucederá porque ambos deseamos que todo siga así. Tú me has enseñado, que tu amor hacía mí es fuerte, que has hecho lo imposible para que nada nos separe y que pase lo que pase tú siempre estás ahí. Tú me has enseñado que ninguna pena puede hundirnos, que mi fuerza eres tú y que tu fuerza soy yo, tú me has enseñado que nuestras voces cantan juntas, que nuestros corazones laten a la vez y que mis pensamientos buscan los tuyos estés donde estés. Tú me has enseñado que debo tener paciencia, por eso mi voz te susurrará cada noche al oído, un dulce buenas noches mientras estés de vacaciones y que paciente esperaré a que vuelvas, porque tú me has enseñado tantas cosas que ya no puedo prescindir de tí. Tú me has enseñado que te quiero y eso es lo más fuerte que tengo.

momento cumbre

Vivir ese momento contigo es maravilloso, poder hacer sentir que te sientas en el paraíso, en el lugar más sagrado y deseado. Cuando te oigo gemir, rebosar ese estremecimiento en cada poro de tu piel, en el respiro fatigado y relajado que sale de tu boca convertido en gemido, me siento muy feliz.



Mecerme en tus brazos

Mecerme en tus brazos, sentir tu abrazo, tu piel pegada a la mia, tus besos en mi cuello, es el mejor regalo que me haces cada día. Por eso aunque no estés, estás, aunque parezca que te has ido te guardo encerradito en mi corazón, para que me hagas sentir esos abrazos cálidos que me das, esos besos húmedos que me haces sentir, para mecerme en tus brazos y que nada más que tú y yo estemos aquí.

lunes, 16 de junio de 2008

No estés triste

No me gustan las despedidas, ni quiero decir adios, porque en realidad no me voy, a pesar de que esté fuera unos días, permaneceré aqui, a tu lado y a cada momento, ya lo sabes, amor y recuerda que siempre estoy en un rincón de tu corazón y tú en el mío. No me gusta verte sufrir con cada marcha, ni quiero que llores, ni que te desesperes, porque la espera se hará más dura y angustiosa. Quiero que sea todo lo contrario, un momento feliz de ver pasar todo tan deprisa que casi ni nos demos cuenta que en breve volvemos a estar juntos de nuevo. Abrázame fuerte amor mío y así verás que pronto estaré de vuelta y por favor, no te pongas triste, porque el sol se apaga cuando lo haces. Quiero ver tu sonrisa iluminarme como despedida y así ese sol brillará donde yo vaya y me traerá urgentemente de regreso a ti.




domingo, 15 de junio de 2008

Compartir tus labios.

Pongo el cd en la radio de mi coche, le doy al play y empieza a sonar la canción. Maná desgarra sus notas por los altavoces y yo sigo el ritmo de la canción, inevitablemente pienso en tí, pienso en tus besos, en tus labios besando los mios, en tu cuerpo pegado al mio, haciendome sentir en el cielo, nuestro cielo. Y pienso que no sólo mi boca es insensata, sino que lo somos los dos, que en realidad todo esto es insensato, pero que insensatez más dulce y hermosa la de compartirte de esta manera, la de tenerte para mí en este nuestro mundo aunque luego... el luego no existe para mí, o prefiero no pensar en ese luego, porque lo que me importa es el momento, ese momento en que tus labios besan los mios, en que tu mano acaricia mi cuerpo, en que tu sexo me posee y me haces tuya, sólo tuya, solos tu y yo. Y confieso que soy insensanta, pero que está insensatez me sabe al más dulce de los pecados y que por tí pecaría mil veces. Eres mi secreto más inconfesable, pero que hermoso y dulce es este secreto. Soy tuya, aquí, y ahora y lo demás... lo demás no importa, sólo cuanto te quiero, sólo sentirte mio y sentirme tuya.

jueves, 12 de junio de 2008

Me gusta tu forma de besar

Nadie besa como tú, mi amor, con esa forma tan especial de mecer tus labios entre los míos, agarrándose a ellos de una forma firme y sugerente, de una manera segura y discreta, enredando esa lengua que tímidamente se acaricia con la mía, mientras mis manos desesperadas alcanzan tu pecho para rozar ese pezón que endurece entre mis dedos y tus pestañas tiemblan, cuando nos entregamos a ese beso. Me encanta mirarte mientras te beso, porque eres preciosa, porque es alucinante verte gozar y porque es increíble tu forma de besar.

martes, 10 de junio de 2008

A 500 Km. de ti, contigo.

Despierto cuando los primeros rayos de sol entran por mi ventana. Me revuelvo en la cama y empiezo a sentir un calor subiendo por mi cuerpo desde mi sexo, el deseo crece poco a poco, sobre todo cuando pienso en ti y te imagino a 500 Km. de aquí, en otra cama, sólo como yo, con los primeros rayos de sol entrando por tu persiana, tú también sientes ese deseo al imaginarme desnuda y deseándote.
Mis manos se pierden en busca de mi sexo, adentro un dedo en los pliegues que envuelven mi clítoris y empiezo a masajearlo suavemente. Cierro los ojos y te imagino, mi sexo empieza humedecerse.
Tu mano también se pierde en tu entrepierna erecta. Imaginarme desnuda, entre tus piernas y con mi boca apunto de atacar ese manjar, ha sido el desencadenante. Varios kilómetros nos separan físicamente, pero nuestros cuerpos están unidos en nuestra mente, imaginándonos desnudos en una cama, pegados, besando la piel del otro, sintiéndonos.
Tu cuerpo se agita al ritmo de tu mano que se mueve cadenciosa sobre tu erecto falo, y el mío lo hace al ritmo de la mía, hundida entre los pliegues de mi vulva, gimo. Pienso que es tu mano la que está acariciando mi clítoris, que es tu dedo el que lo masajea delicadamente y hace que todo mi cuerpo se estremezca, que mi piel se erice y que mi garganta jadee.
Tú imaginas que es mi boca la que atrapa tu verga, que sube desde la base al glande y desciende luego hasta la base de nuevo, que chupo todo el glande y lo saboreo, lamiendo las gotitas que salen de líquido preseminal. Mi cara de vicio te hace desear más y aceleras el ritmo de tu mano.
Yo también me siento en el cielo, imaginando como ahora es tu miembro el que me penetra, me invade cuando te colocas tras de mí. Por eso dos de mis dedos se hunden en mi vagina, y se mueven dentro y fuera, dentro y fuera. Mis gemidos aumentan y empiezo a imaginar que me susurras:
- Te gusta como te follo ¿eh, zorrita?
- Sí, cabrón – musito.
Sentir esas palabras en mi oído han hecho subir más la temperatura de mi cuerpo. Aprietas con fuerza tu mano contra tu sexo, empujas y empujas, imaginando que empujas hacía mi vagina, penetrándome, metiéndote en mí profundamente. Gimo, gimes y a pesar de la distancia, la unión se hace más fuerte cada vez. Te siento entrando y saliendo de mí, sudo extasiada, gimo y mis gemidos aumentan al ritmo de los tuyos.
Mis dedos siguen penetrándome al ritmo de tus embestidas, mientras tu mano se mueve al ritmo de las mías y poco a poco el orgasmo va naciendo, y en un éxtasis demoledor alcanzo el orgasmo, a quinientos kilómetros de aquí tú también te corres imaginándome satisfecha de ti. Nos abrazamos invisiblemente, nos besamos y mirando a mi alrededor me veo otra vez sola en mi habitación, desnuda sobre mi cama, pensando en ti. Sonrío por el maravilloso momento que acabas de darme. Tú también sigues allí, sobre tu cama, desnudo. Sonríes y piensas que ha sido uno de tus mejores orgasmos y que ojala hubiera estado ahí. Miras el reloj, y piensas que quizás este despierta, entonces coges el teléfono.
Oigo el ring del aparato y lo cojo:
- Diga.
- Hola Princesa.
- Hola ¿Qué tal? ¿Qué haces? – Te pregunto.
- Pensaba en ti y he decidido llamarte.
- Yo también pensaba en ti
- ¿Y qué pensabas? – me preguntas curioso.
- En el orgasmo tan maravilloso que me has dado hace unos minutos.
- ¡Uhm, es agradable saber que pensabas en mí en ese momento, yo también lo he hecho! – Me confiesas
- ¿De verás?
- Sí.
Sonrío, me siento feliz por saber que hemos compartido la misma fantasía y te digo:
- Te quiero,
- Yo también te quiero, Princesa.
- ¡Qué lástima que estemos tan lejos! – Me lamento.
- No digas eso, preciosa, ya has visto que a veces, estamos juntos, más de lo que parece.
- Sí, te quiero – repito.

Erotikakarenc (Autora TR de TR) Texto de la licencia

viernes, 6 de junio de 2008

Las horas

Las horas a veces pasan lentamente, otras demasiado deprisa y con paciencia espero ese momento en que tus labios rocen los mios y sienta ese beso que tanto deseo. Y cuando llega el momento del beso, se me hace tan corto que desearía tener mis labios pegados a los tuyos eternamente, o que pudiera besarlos a cada instante, cada segundo y sueño con esos labios rojos que me atraen tanto y tanto, que sueño tanto, que tanto deseo y que me comería a besos.

lunes, 2 de junio de 2008

Ese momento

Ese momento en el que todo mi cuerpo se eriza y siento tu boca a pocos centimetros de mi sexo, te miro, observo tus labios besando mi piel y no puedo hacer otra cosa más que empujar tu cabeza hacía abajo y pedirte más, pedirte que me dés ese placer que necesito, que me hagas vibrar y gritar y me dejes agotada con el éxtasis.

viernes, 30 de mayo de 2008

Déjate llevar

Te tapo con esa venda ligera los ojos y te dejo solo con la ropa interior. A continuación sin tocarte sin nada más que mi lengua, la punta de mi lengua, iré recorriendo cada pliegue, cada hueco, cada brazo, cada pierna, cada tobillo. Subiré lentamente por esos muslos, notarás la humedad y el calor que desprende mi lengua, esperando a que cerca de tus ingles me detenga, para pasar a tu cintura, rozar tu ombligo, llegar hasta el borde tus senos y alcanzar tu boca, donde chuparás con tus labios esa lengua que te está impregnando de todas las sensaciones. Solo un momento podrá estar en contacto con la tuya, porque tiene que continuar su viaje por tu cuerpo Voy bajando de nuevo. Jadeas y para mi es todo un premio darte ese placer.

jueves, 29 de mayo de 2008

Llévame

Llévame con tu baile amor, como solo tú sabes hacer, hazme que es movimiento de tu pelvis, acompasado, lento y sensual, sea el que me haga sentir que ese momento sea inolvidable y eterno. Mírame a los ojos, con esa mirada felina, ardiente y acogedora, la que solamente esos ojos saben dar, para que mientras me sienta dentro de ti, con el ritmo al que me llevas, a través de tus ojos estoy todavía más en tu interior, puedo ser una parte de ti. Te noto, te siento, te quiero mi amor, llévame.

martes, 27 de mayo de 2008

SIN TI NO SERIAN 150


Porque “A ti” te debo muchos de esos relatos, empezando desde ese que desencadenó uno de tus comentarios en “El vouyer”. Después pasamos “Un día cualquiera” que nos llevó a ser “Amantes”, no una, sino 5 veces, e incluso la cuarta compartida con tu “Yana”. Te hice una hermosa “Inspección ocular” en la que besé tu cuerpo “Desnudo” y te vestí, luego, “Con ese traje” que tan bien te sienta, para presentarte a “La clienta” que nos cedió unas “Imágenes” que vivimos y sentimos “Unidos”. Quien sabe, ahora, como y cuando acabaremos, pero sólo puedo decirte: Gracias.

Nadie juega como tú

Me voy a la terraza que hay al final del pasillo, porque allí se puede fumar tranquilamente y además nadie parece molestarte, pero lo que no me imaginaba es que acudirías tú allí, tan sexy como has venido hoy a trabajar, porque si normalmente estás preciosa, creo que hoy te noto más atractiva que nunca con ese vestidito corto. Sin preámbulo y sin palabras comienzas tu juego: Me quitas la ropa, primero la camisa,botón a botón, siguiendo con tus manos mi torso desnudo y pellizcando mis pezones. Luego bajas mis pantalones hasta mis tobillos y acaricias mis muslos y mis pantorrillas con esos dedos finos y jugetones. Luego me haces lo que más me gusta, un show privado a modo de experta stripper, que quitándose el vestido se queda solo con sus braguitas, sin dejar de menear las caderas. Dios, nena, estás arrebatadora, tus tetas parecen gritar, cómeme, pero cuando mis manos quieren alcanzarlas, me las apartas. Hoy el juego es tuyo y tú eres la que mandas. Te pones en cuclillas frente a mi y me miras de esa forma tan sugerente, de la forma en que solo tú sabes mirarme. Y lentamente me quitas mis boxer pegando tu cara a mi sexo y sin dejar de mirarme.

lunes, 26 de mayo de 2008

PECAR CONTIGO


Con sólo recordar ese momento mi sexo palpita deseándote.
Acababa de llegar a casa y estaba cansada, me quité toda la ropa, mi intención era sorprenderte desnuda y tapada sólo con el delantal, por eso me quité toda la ropa y me dejé solo los tacones, y entonces, me eché sobre la cama, estaba agotada y pensé que un pequeño descanso no me haría ningún mal. Cinco minutos pensé, sólo cinco minutos escuchando el silencio, pero precisamente por aquel silencio que inundaba la habitación el cansancio me venció y caí en un sueño de vigilia. Desperté cuando sentí tu cuerpo caliente y desnudo pegándose al mío.
- ¡Uhm, hola cielo! – musité al sentir el olor de tu colonia – quería darte una sorpresa.
- Y me las has dado, preciosa – dijiste acariciando la piel desnuda de mi pierna.
Sentía tu sexo pegado a mis nalgas, caliente, erecto y vibrante. Y sólo con ese contacto mi cuerpo empezó a reaccionar deseoso de sentirte. Tu mano se deslizo desde mi pierna, por el interior de mis muslos hasta mi sexo.
- Uhmm, que putita eres, ya estás toda mojada – me susurraste al oído. Y esas palabras me excitaron aún más.
- Es que no lo puedo evitar, cielo, me pones mucho, tu contacto, tu olor, tu piel pegada a la mía – intenté girarme hacía ti, primero para besarte y luego para verte cara a cara, pero no me dejaste, sólo me permitiste darte el beso, luego me obligaste a seguir en aquella posición.
Tu mano seguía entre mis piernas, rozando, masajeando mi sexo. Tus dedos se movían sinuosamente sobre la humedad de mi sexo, mientras tus labios besaban mi hombro y ascendían despacio hasta mi cuello, haciendo que todo mi cuerpo se electrizara con aquel contacto. Empecé a suspirar excitada y de nuevo tu voz me recordó:
- Uhm, como ronronea mi putita.
Un nuevo estremecimiento y mi sexo inundando tus dedos de mi deseo. Y entonces acercaste sexo, que había permanecido pegado a mis nalgas, cada vez más duro y erecto, a mi sexo, lo restregaste por mis labios vaginales, por mi vulva húmeda hasta mi clítoris y me hiciste gemir de nuevo. Mi vulva se contrajo, palpitó de deseo y te supliqué:
- ¡Házmelo!
A lo que tú respondiste:
- ¡Házmelo tú!
Dejaste, por fin, que me diera la vuelta hacía ti, te tumbaste boca arriba y te besé mordiendo tus labios, chupándolos, mientras me colocaba sobre ti. Guié tu erecto falo hasta mi húmeda vagina y me deslicé hacía abajo, haciendo que entrar por completo en mí. Me abracaste, tus ojos fijos en los míos, tus labios a milímetros de los míos y tus manos sobre mis nalgas, apretándolas. Empecé a moverme, arriba y abajo, haciendo que tu polla entrara y saliera de mí. Maravillosa sensación la de estar unidos, pegados y sintiéndonos, el uno sobre el otro, yo sobre ti, frente a frente, tus labios comiéndome, los míos devorándote, nuestros sexo, sintiéndose, bailando en uno con el otro el ancestral baile del apareamiento. Y poco a poco, mi vagina contrayéndose, el cosquilleo previo al orgasmo, tu verga hinchándose y ambos empujando el uno contra el otro, con fuerza, para sentirnos hasta el final completamente, alcanzando un orgasmo único. Y tras ese momento, los besos, los tiernos besos de tu boca en mi cara, el abrazo compartido y el susurro de tu voz en mi oído diciendo:
- Te quiero, princesa
Y el mío repitiendo:
- Y yo a ti, mi cielo.

Eres mi Eva

Eres mi Eva particular, esa que me hace a pecar a cada instante y con la siempre me dejo llevar y con la me gusta caer en la tentación. Tener juntos nuestro paraíso y vivirlo en pecado continuo, morder tu manzana, ser atrapado por tu cuerpo y tu alma. Nada puede frenar nuestro ímpetu, nuestra pasión, nuestro delirio. Toda la fuerza desbocada que traslada nuestro deseo a que se cumpla la unión de nuestros cuerpos en pecado continuo.

Buenos días, corazón.

Buenos días, hoy quiero desearte buenos días, de un modo especial, porque tú eres especial y me haces sentir especial y por eso quiero darte los buenos días con todo mi corazón, desearte el mejor de los días y sentir que contigo hoy será un dia mejor. Por eso te deseo buenos días, corazón.

martes, 20 de mayo de 2008

No puedo dejar de decirtelo

Necesito decirtelo, decirte que te quiero, que lo sepas y lo oígas cada minuto y cada segundo, es como una droga para mí, quizás por eso sino puedo hacerlo, sin ese te quiero no te llega me siento triste. Porque te has convertido en algo imprescindible e imprescindible es para mí que sepas que te quiero.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...