lunes, 4 de febrero de 2008

Compartir

Debo confesarte antes de seguir con este blog que me moría de ganas por compartir contigo algo más que hilos de fotos. En realidad llevaba un tiempo pensando en esa idea de compartir blog, pero no sabía como pedirtelo, así que ese momento en que tú me lo pediste fué algo especial, sobre todo porque sé cuanto te cuesta pedirme cosas así la mayoría de las veces y en cambio esta te salió tan espontaneo, tan de tí que casi hasta me emocioné. Por eso no me lo pensé dos veces, me moría de ganas por compartir algo tan personal contigo, un lugar donde compartir nuestros pensamientos, nuestros sentimientos, nuestros deseos. Un lugar tuyo y mio, esa nube que nos hacía falta para poder completar este sueño al que un día sin casi darme cuenta me llevaste. Este sueño que me pediste guardar en este lugar tan hetereo y a la vez tan real, que me pediste que vivieramos así, en esta nube tuya y mia, sin ir más allá. Y aquí estoy contigo y por tí, aquí estoy para darte todo lo que me pidas, lo que quieras y lo que yo pueda darte.
Eres mi sueño y no quiero despertar jamás de él, porque contigo puedo vivir esas fantasías que ronda por mi cabeza, esas que escribo muchas veces sólo para tí. Dime que nunca despertaremos de este sueño y que siempre estarás ahí, porque eres ese sueño del que nunca quiero despertar.
Erotika, tu princesita.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Son unas palabras increíblemente hermosas, preciosa. Me ha encantado recibirlas, no te puedes imaginar, como el hecho de poder compartir este pequeño espacio, el nuestro.
TKM

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...