miércoles, 6 de febrero de 2008

La copa

Sentados en el comedor, cenando casi sin hablarnos, la cosa no parecía ser muy diferente a
otras noches, ni cuando tan siquiera pudiera sospechar que bajo tu bata había algo
escondido. La fiera que llevas dentro.
Te dije: "¿me alcanzas la copa, por favor?"
De pronto, te pusiste de pie, dejaste caer tu bata hasta el suelo y apareciste ante mi,
con ese conjunto tan arrebatador, como tu mirada felina y como una fierecilla indomable y
la mirada más erótica que te he visto jamás, gateaste sobre la mesa con esa lencería tan
increíble, para acercarme la copa y decirme de la forma más sensual:"toma, cariño"
El resto de la noche fue memorable. Será difícil de olvidar.
Te quiero, nena.

1 comentario:

Erotikakarenc dijo...

Uhmm, que cena más erótica ¿no? Y una nueva inspiración para mis relatos, cielín, eres un solete, te quiero.
k

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...