viernes, 30 de mayo de 2008

Déjate llevar

Te tapo con esa venda ligera los ojos y te dejo solo con la ropa interior. A continuación sin tocarte sin nada más que mi lengua, la punta de mi lengua, iré recorriendo cada pliegue, cada hueco, cada brazo, cada pierna, cada tobillo. Subiré lentamente por esos muslos, notarás la humedad y el calor que desprende mi lengua, esperando a que cerca de tus ingles me detenga, para pasar a tu cintura, rozar tu ombligo, llegar hasta el borde tus senos y alcanzar tu boca, donde chuparás con tus labios esa lengua que te está impregnando de todas las sensaciones. Solo un momento podrá estar en contacto con la tuya, porque tiene que continuar su viaje por tu cuerpo Voy bajando de nuevo. Jadeas y para mi es todo un premio darte ese placer.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...