martes, 27 de mayo de 2008

Nadie juega como tú

Me voy a la terraza que hay al final del pasillo, porque allí se puede fumar tranquilamente y además nadie parece molestarte, pero lo que no me imaginaba es que acudirías tú allí, tan sexy como has venido hoy a trabajar, porque si normalmente estás preciosa, creo que hoy te noto más atractiva que nunca con ese vestidito corto. Sin preámbulo y sin palabras comienzas tu juego: Me quitas la ropa, primero la camisa,botón a botón, siguiendo con tus manos mi torso desnudo y pellizcando mis pezones. Luego bajas mis pantalones hasta mis tobillos y acaricias mis muslos y mis pantorrillas con esos dedos finos y jugetones. Luego me haces lo que más me gusta, un show privado a modo de experta stripper, que quitándose el vestido se queda solo con sus braguitas, sin dejar de menear las caderas. Dios, nena, estás arrebatadora, tus tetas parecen gritar, cómeme, pero cuando mis manos quieren alcanzarlas, me las apartas. Hoy el juego es tuyo y tú eres la que mandas. Te pones en cuclillas frente a mi y me miras de esa forma tan sugerente, de la forma en que solo tú sabes mirarme. Y lentamente me quitas mis boxer pegando tu cara a mi sexo y sin dejar de mirarme.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...