domingo, 22 de junio de 2008

Ya te echo de menos

Hace sólo unas horas que te has ido y ya te estoy echando de menos y deseando que pase este mes para que estés aquí de nuevo. No dejo de pensar en tí y me pregunto si tú estarás pensando en mí. Sé que sí, pero cuando, como. Yo he pensado en tí al levantarme, y luego durante el día un montón de veces, recordando nuestros momentos, nuestras cosas, tus palabras, nuestra última conversación en el msn y ahora pienso en tí, imaginando que quizás te estás yendo a dormir ya. Por eso te deseo ya las buenas noches y pensando en tí me voy yo también. Te quiero.

viernes, 20 de junio de 2008

Ven bajo mi paraguas

Ven amor mío, pégate a mi, no te mojes... quiero que te pongas a mi lado y que con este paraguas quedes protegida junto a mi. Ven, preciosa, no quiero que te cales, y cuanto más fuerte sea la lluvia, más juntos estaremos. Deseo que solo estemos tú y yo, bajo este paraguas que nos proteje. Nuestro paraguas. Bajo él, ni una gota nos mojará, bajo él, nada nos separará. Y recuerda, cuanto más fuerte sea la lluvia, mas juntos estaremos.




.

jueves, 19 de junio de 2008

Tú me has enseñado


Tú me has enseñado, que nos unen fuertes lazos que nada ni nadie podrán romper, que por tí si merece la pena mojarse, que nuestro mundo lo construimos tú y yo, y que sólo tú y yo podriamos romperlo, pero que eso jamás sucederá porque ambos deseamos que todo siga así. Tú me has enseñado, que tu amor hacía mí es fuerte, que has hecho lo imposible para que nada nos separe y que pase lo que pase tú siempre estás ahí. Tú me has enseñado que ninguna pena puede hundirnos, que mi fuerza eres tú y que tu fuerza soy yo, tú me has enseñado que nuestras voces cantan juntas, que nuestros corazones laten a la vez y que mis pensamientos buscan los tuyos estés donde estés. Tú me has enseñado que debo tener paciencia, por eso mi voz te susurrará cada noche al oído, un dulce buenas noches mientras estés de vacaciones y que paciente esperaré a que vuelvas, porque tú me has enseñado tantas cosas que ya no puedo prescindir de tí. Tú me has enseñado que te quiero y eso es lo más fuerte que tengo.

momento cumbre

Vivir ese momento contigo es maravilloso, poder hacer sentir que te sientas en el paraíso, en el lugar más sagrado y deseado. Cuando te oigo gemir, rebosar ese estremecimiento en cada poro de tu piel, en el respiro fatigado y relajado que sale de tu boca convertido en gemido, me siento muy feliz.



Mecerme en tus brazos

Mecerme en tus brazos, sentir tu abrazo, tu piel pegada a la mia, tus besos en mi cuello, es el mejor regalo que me haces cada día. Por eso aunque no estés, estás, aunque parezca que te has ido te guardo encerradito en mi corazón, para que me hagas sentir esos abrazos cálidos que me das, esos besos húmedos que me haces sentir, para mecerme en tus brazos y que nada más que tú y yo estemos aquí.

lunes, 16 de junio de 2008

No estés triste

No me gustan las despedidas, ni quiero decir adios, porque en realidad no me voy, a pesar de que esté fuera unos días, permaneceré aqui, a tu lado y a cada momento, ya lo sabes, amor y recuerda que siempre estoy en un rincón de tu corazón y tú en el mío. No me gusta verte sufrir con cada marcha, ni quiero que llores, ni que te desesperes, porque la espera se hará más dura y angustiosa. Quiero que sea todo lo contrario, un momento feliz de ver pasar todo tan deprisa que casi ni nos demos cuenta que en breve volvemos a estar juntos de nuevo. Abrázame fuerte amor mío y así verás que pronto estaré de vuelta y por favor, no te pongas triste, porque el sol se apaga cuando lo haces. Quiero ver tu sonrisa iluminarme como despedida y así ese sol brillará donde yo vaya y me traerá urgentemente de regreso a ti.




domingo, 15 de junio de 2008

Compartir tus labios.

Pongo el cd en la radio de mi coche, le doy al play y empieza a sonar la canción. Maná desgarra sus notas por los altavoces y yo sigo el ritmo de la canción, inevitablemente pienso en tí, pienso en tus besos, en tus labios besando los mios, en tu cuerpo pegado al mio, haciendome sentir en el cielo, nuestro cielo. Y pienso que no sólo mi boca es insensata, sino que lo somos los dos, que en realidad todo esto es insensato, pero que insensatez más dulce y hermosa la de compartirte de esta manera, la de tenerte para mí en este nuestro mundo aunque luego... el luego no existe para mí, o prefiero no pensar en ese luego, porque lo que me importa es el momento, ese momento en que tus labios besan los mios, en que tu mano acaricia mi cuerpo, en que tu sexo me posee y me haces tuya, sólo tuya, solos tu y yo. Y confieso que soy insensanta, pero que está insensatez me sabe al más dulce de los pecados y que por tí pecaría mil veces. Eres mi secreto más inconfesable, pero que hermoso y dulce es este secreto. Soy tuya, aquí, y ahora y lo demás... lo demás no importa, sólo cuanto te quiero, sólo sentirte mio y sentirme tuya.

jueves, 12 de junio de 2008

Me gusta tu forma de besar

Nadie besa como tú, mi amor, con esa forma tan especial de mecer tus labios entre los míos, agarrándose a ellos de una forma firme y sugerente, de una manera segura y discreta, enredando esa lengua que tímidamente se acaricia con la mía, mientras mis manos desesperadas alcanzan tu pecho para rozar ese pezón que endurece entre mis dedos y tus pestañas tiemblan, cuando nos entregamos a ese beso. Me encanta mirarte mientras te beso, porque eres preciosa, porque es alucinante verte gozar y porque es increíble tu forma de besar.

martes, 10 de junio de 2008

A 500 Km. de ti, contigo.

Despierto cuando los primeros rayos de sol entran por mi ventana. Me revuelvo en la cama y empiezo a sentir un calor subiendo por mi cuerpo desde mi sexo, el deseo crece poco a poco, sobre todo cuando pienso en ti y te imagino a 500 Km. de aquí, en otra cama, sólo como yo, con los primeros rayos de sol entrando por tu persiana, tú también sientes ese deseo al imaginarme desnuda y deseándote.
Mis manos se pierden en busca de mi sexo, adentro un dedo en los pliegues que envuelven mi clítoris y empiezo a masajearlo suavemente. Cierro los ojos y te imagino, mi sexo empieza humedecerse.
Tu mano también se pierde en tu entrepierna erecta. Imaginarme desnuda, entre tus piernas y con mi boca apunto de atacar ese manjar, ha sido el desencadenante. Varios kilómetros nos separan físicamente, pero nuestros cuerpos están unidos en nuestra mente, imaginándonos desnudos en una cama, pegados, besando la piel del otro, sintiéndonos.
Tu cuerpo se agita al ritmo de tu mano que se mueve cadenciosa sobre tu erecto falo, y el mío lo hace al ritmo de la mía, hundida entre los pliegues de mi vulva, gimo. Pienso que es tu mano la que está acariciando mi clítoris, que es tu dedo el que lo masajea delicadamente y hace que todo mi cuerpo se estremezca, que mi piel se erice y que mi garganta jadee.
Tú imaginas que es mi boca la que atrapa tu verga, que sube desde la base al glande y desciende luego hasta la base de nuevo, que chupo todo el glande y lo saboreo, lamiendo las gotitas que salen de líquido preseminal. Mi cara de vicio te hace desear más y aceleras el ritmo de tu mano.
Yo también me siento en el cielo, imaginando como ahora es tu miembro el que me penetra, me invade cuando te colocas tras de mí. Por eso dos de mis dedos se hunden en mi vagina, y se mueven dentro y fuera, dentro y fuera. Mis gemidos aumentan y empiezo a imaginar que me susurras:
- Te gusta como te follo ¿eh, zorrita?
- Sí, cabrón – musito.
Sentir esas palabras en mi oído han hecho subir más la temperatura de mi cuerpo. Aprietas con fuerza tu mano contra tu sexo, empujas y empujas, imaginando que empujas hacía mi vagina, penetrándome, metiéndote en mí profundamente. Gimo, gimes y a pesar de la distancia, la unión se hace más fuerte cada vez. Te siento entrando y saliendo de mí, sudo extasiada, gimo y mis gemidos aumentan al ritmo de los tuyos.
Mis dedos siguen penetrándome al ritmo de tus embestidas, mientras tu mano se mueve al ritmo de las mías y poco a poco el orgasmo va naciendo, y en un éxtasis demoledor alcanzo el orgasmo, a quinientos kilómetros de aquí tú también te corres imaginándome satisfecha de ti. Nos abrazamos invisiblemente, nos besamos y mirando a mi alrededor me veo otra vez sola en mi habitación, desnuda sobre mi cama, pensando en ti. Sonrío por el maravilloso momento que acabas de darme. Tú también sigues allí, sobre tu cama, desnudo. Sonríes y piensas que ha sido uno de tus mejores orgasmos y que ojala hubiera estado ahí. Miras el reloj, y piensas que quizás este despierta, entonces coges el teléfono.
Oigo el ring del aparato y lo cojo:
- Diga.
- Hola Princesa.
- Hola ¿Qué tal? ¿Qué haces? – Te pregunto.
- Pensaba en ti y he decidido llamarte.
- Yo también pensaba en ti
- ¿Y qué pensabas? – me preguntas curioso.
- En el orgasmo tan maravilloso que me has dado hace unos minutos.
- ¡Uhm, es agradable saber que pensabas en mí en ese momento, yo también lo he hecho! – Me confiesas
- ¿De verás?
- Sí.
Sonrío, me siento feliz por saber que hemos compartido la misma fantasía y te digo:
- Te quiero,
- Yo también te quiero, Princesa.
- ¡Qué lástima que estemos tan lejos! – Me lamento.
- No digas eso, preciosa, ya has visto que a veces, estamos juntos, más de lo que parece.
- Sí, te quiero – repito.

Erotikakarenc (Autora TR de TR) Texto de la licencia

viernes, 6 de junio de 2008

Las horas

Las horas a veces pasan lentamente, otras demasiado deprisa y con paciencia espero ese momento en que tus labios rocen los mios y sienta ese beso que tanto deseo. Y cuando llega el momento del beso, se me hace tan corto que desearía tener mis labios pegados a los tuyos eternamente, o que pudiera besarlos a cada instante, cada segundo y sueño con esos labios rojos que me atraen tanto y tanto, que sueño tanto, que tanto deseo y que me comería a besos.

lunes, 2 de junio de 2008

Ese momento

Ese momento en el que todo mi cuerpo se eriza y siento tu boca a pocos centimetros de mi sexo, te miro, observo tus labios besando mi piel y no puedo hacer otra cosa más que empujar tu cabeza hacía abajo y pedirte más, pedirte que me dés ese placer que necesito, que me hagas vibrar y gritar y me dejes agotada con el éxtasis.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...