martes, 30 de septiembre de 2008

Extasiados

Durante horas hemos retozado como chiquillos sobre la cama, jugando con nuestros cuerpos a ser uno, besándonos por todas partes sin dejar de plagarnos de caricias y roces que encendían una y otra vez nuestra pasión. La noche ha sido larga, intensa, alucinante, pero se nos ha hecho corta, siempre nos sabe a poco. Solo esperamos recuperarnos unos instantes, descansar lo mínimo para volver de nuevo a nuestro juego, ese que nunca queremos que tenga fin.

1 comentario:

Lydia dijo...

Lo que queda después de una noche cargada de juegos, cuerpos, besos y de todo... y que nunca termine...

Besitos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...