martes, 18 de noviembre de 2008

El masaje

Llegas agotado del trabajo, lo veo en tu cara y por eso tras besarte, te propongo un plan, ¿qué tal un masaje? Aceptas, y te desnudo despacio, también yo me desnudo, pues este será un masaje especial. Te tumbo sobre la cama y procedo, primero te acaricio con mis manos, peor luego paso a la acción y decido acariciarte con mi cuerpo, primero pasando mis senos por toda tu piel, muy despacio y con calma. Eso te enciende y me suplicas que me detenga y que no puedes resistir más y deseas hacerme tuya, te obedezco y dejo que ahora sean tus manos las que me masajeen a mí y así poco a poco me vas haciendo tuya.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...