lunes, 28 de febrero de 2011

Bésame como tú sabes

Te acercaste a mi, lentamente, parecías una pantera a punto de comerme. Yo esperaba ansiosamente ser devorado. Mi cuerpo desnudo pegado a la pared temblaba de excitación, mientras tú, también desnuda, avanzabas moviendo tus caderas y sonriendo con esa mezcla de inocencia y malicia que me vuelve loco. A pocos centímetros de mi cuerpo ralentizaste la marcha, avanzando a cámara lenta, haciéndome sufrir, pero de puro placer, llevándome al éxtasis de tu presencia. hasta poder llegar a sentir el calor de tu cuerpo sin tocarnos. Cuando tu piel desnuda se juntó a la mía, creí perder el control. Mis piernas me fallaron. Tuve que asirme a tu cuerpo, abrazándote con fuerza y disfrutar de ese beso entregado y apasionado que me regalaste.


No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...