jueves, 17 de octubre de 2013

Sin prisas

Hacerlo despacio, eso es lo que nos gusta realmente a ambos, que todo lleve su tiempo, sin prisas, intercambiando primero nuestras miradas, después nuestros gestos, esos que inconfundiblemente indican el grado de excitación que vamos alcanzando, para acabar con efímeras caricias y sin apenas decir nada, sabemos cómo y cuánto lo desea el otro.
Por eso, insisto mi amor, aunque yo te suplique, aunque veas indicios de desesperación, tómate tu tiempo y házmelo despacio.

1 comentario:

LORD SHADOW dijo...

DESPACITO Y QUE DURE,,, CUANTO MAS MEJOR... ESOS MOMENTOS DE PLACER UNO NUNCA QUIERE QUE SE ACABEN.
UN BESAZO KARENC!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...