viernes, 12 de diciembre de 2014

La Fiesta

Fuimos invitados por separado a aquella fiesta; lo que nadie sabía a nuestro alrededor es que éramos dos furtivos amantes sedientos de sexo y en cuanto tuvimos la primera oportunidad, nos encontramos en la cocina para hacer trabajar a todos nuestros sentidos. Mirarnos, olernos, escucharnos, degustarnos... y sobre todo acariciarnos a base de bien.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...